BAILANDO CON LA SOMBRA DE BARCELONA 

Por Silvia Siller 

 

Elisabet Torras Aguilera es de Barcelona y vive en Nueva York. Llegó ayer a Le Souk Restaurant, restaurante marroquí en downtown Manhattan (510 La Guardia Pl), como todos los jueves desde junio para ofrecer su gran talento de bailaora de flamenco. Pero el jueves 17 de agosto, un jueves negro, también la hizo sentir ensombrecida con las noticias de su ciudad del atentado del vehículo que abrió sus fauces contra las masas en Las Ramblas. LLegó  consternada e incrédula del mundo en que ahora nos toca vivir.

 

En Nueva York, el restaurante marroquí Le Souk, acoge a la cultura de otro país, a su música española y a su baile, así es Nueva York en su diversidad y mezcolanza, mientras que en Barcelona, donde también se recibe al mundo con calidez, un marroquí desquiciado arrasó con una van alquilada con los transeúntes en Las Ramblas donde más de 24 nacionalidades  fueron afectadas y hubo 13 muertos.  ¡Qué ridiculez pensar en nacionalidades, hablamos de seres humanos!

 

Hoy el mundo entero no enmudeció, aunque amaneció paralizado en el asombro. Otra vez. 

 

Hubiese querido hablar más del espectáculo pero su baile, mezclado con las noticas me llevaron a buscar la sombra. 

 

Acompañada de dos grandes y reconocidos artistas flamencos como ella en NY, José Moreno en el cante y cajón, y Pedro Cortés  en la guitarra, Elisabet bailó esta noche con su sombra y le dio luz. 

 

En el escenario no importa más que darse con todo, the show must go on,  y esta vez no fue la excepción.  Torras bailó una solea por bulería con pasión desenfrenada y su taconeo gritaba BASTA igual que su sombra. La gracia de su baile y su fuerza querían sublimar la gran sombra de Barcelona, querían quedarse en el trance del momento de encarnar el cante y la guitara, buscaba regalarle a un público de tablao - ese día semi-privado por las vacaciones del verano-, el talento de teatro enorme, la bailaora bailó sin mañana pues, en Barcelona hoy para muchos, no hubo mañana. 

Balió magnífica hurgando hasta la última partícula del brillo de su alma para darle luz a la sombra de hiedra que a todos nos nubla.  

 

Nota. Cada jueves pueden disfrutar tres sets de flamenco en este restaurante marroquí Le Souk Restaurant a partir de las 8pm y hacer de este jueves, otro más luminoso.

18 de Agosto 2017